Solipsismo, del latín «[ego] solus ipse» (traducible de forma aproximada como «solamente yo existo»), es la creencia metafísica de que lo único de lo que uno puede estar seguro es de la existencia de su propia mente, y la realidad que aparentemente le rodea es incognoscible y puede, por un lado, no ser más que parte de los estados mentales del propio yo.